domingo, 10 de noviembre de 2013

¡Entrevistando a Lorenzo Caprile!




Hola amores!

¡Aiiiiiiii qué emoción! 

Hoy os traigo la primera entrevista que saco en el blog. He hecho alguna otra a diseñadores pero quería que la primera fuese especial y vaya que si lo es: ayer tuve la grandísima suerte de entrevistar a ¡¡¡¡¡¡LORENZO CAPRILE!!!!!!

Todavía no acabo de creérmelo, estaba nerviosa no, histérica, me temblaban hasta las manos. No podía creer que tenía a Lorenzo Caprile a escasos centímetros de distancia diciéndome que estuviese tranquila, que no era nadie importante. Obviamente, para mí sí, cuando le dije que estaba cumpliendo un sueño, oí que dijeron "ni que fuese Brad Pitt", ¡para mí mucho más!

Después de escucharle en la presentación del libro de Eduardo Fernández Merino en la Casa Lis, llegó la hora de entrevistarlos a los dos.


Lo primero darle las gracias al Museo y sobre todo a Alejandra por conseguirme esos minutos con Caprile. ¡Gracias guapa! 

Del libro tengo que decir que me sorprendió muchísimo, os lo recomiendo a todos los apasionados de la moda y es que aunque pueda parecer muy religioso no tiene nada que ver. Es interesantísimo y no os lo digo porque sea devota, porque nunca lo he sido, pero sí por curiosa que soy. En ‘La Virgen de Luto. Indumentaria de las Dolorosas castellanas’ se desmitifican gran parte de las creencias e ideas que se tienen sobre las vírgenes en general, y la de la Soledad, en particular.

El libro explica cómo la indumentaria de la imagen de la Virgen de la Soledad proviene de la vestimenta de las mujeres viudas de la corte de propia de la época de los Austria. Fue la condesa de Ureña, viuda, la que decidió ceder sus vestiduras blancas y negras a la imagen. 

El libro se puede adquirir en la web y a través del número de teléfono 91 733 93 01. Tiene un precio de 22€ y el total del coste va destinado a causas benéficas que cada año deciden los seguidores del perfil de Facebook del libro.

Y aquí va la entrevista. Espero que disfrutéis leyéndola tanto como yo haciéndola.



T.C.-¿Cómo es la mujer Caprile?
L.C.- Creo que no existe una sola mujer capaz identificarse con mis diseños. Interpreto las necesidades, los sueños y las fantasías de cada mujer que pasa por el taller. 

T.C.-¿Cuál es el estilo Lorenzo Caprile?
L.C.- Me gusta la mujer, mujer, que no tiene miedo de serlo. No me gusta nada esa mujer andrógina. 

T.C.-¿En tus creaciones te dejas influenciar por las tendencias?
L.C.- No, mi manera de entender la profesión no es inventar o seguir tendencias, mi objetivo es que las clientas que pasan por el taller salgan espectaculares y eso no siempre incluye a la moda del momento. Hay veces que la moda favorece mucho y otras que no, el objetivo de la moda es cambiar constantemente para que estéis comprando y consumiendo todas las semanas. 

T.C.-¿Alguna vez has pensado diseñar para hombre?
L.C.- No, lo de crear para hombre solo lo hago en mi faceta de figurinista, para obras de teatro pero nada más. 

T.C.-¿Has barajado en algún momento empezar a sacar colecciones y dejar los diseños a medida?
L.C.-No, porque empecé en el prêt-a-porter y me di cuenta de que no era lo mío, no me gustaba. Luego tuve la experiencia con Pronovias y Rosa Clará, y me "reconfirmó" mi idea. 

T.C.-¿Un diseñador al que admires?
L.C.-Admiro a muchos. Cuando te apasiona tu profesión, de todos puedes aprender algo; en las creaciones de todos hay cosas que te llaman la atención: detalles, gestos, maneras de hacer; también espero que aprenda algo de mí. Aunque si tuviera que destacar a alguien de la historia de la moda pero no solo como creadora, modista y profesional, sino también como personaje, me quedaría con Coco Chanel. 

T.C.-¿A quién te gustaría vestir?
L.C.- A la próxima mujer que entre por el taller; no soy nada mitómano en ese sentido. Siempre digo: ¿la mejor clienta? la que está por entrar; ¿el mejor vestido? el que estoy por hacer. 

T.C.-¿Hasta qué punto influyen los gustos de tus clientas a la hora de diseñar un vestido?
L.C.- Son ellas casi las que deciden por completo. Nuestra profesión es interpretar los sueños y fantasías que todas vosotras tenéis y potenciar lo bonito de cada mujer, que todas lo tienen; y ocultar también los defectillos que siempre se tienen.

T.C.-¿Un corte o tejido fetiche?
L.C.- No, va siempre en función de lo que la clienta elija o prefiera. En ese sentido, me considero bastante versátil. De manera técnica, intento evitar en todo lo posible las pinzas; me gustan más los cortes de arriba a abajo, no eso de que la pinza para en el pecho y luego sigue...; de eso nada, me molestan mucho.

T.C.-¿Te has negado alguna vez a un determinado corte, diseño o estampado?
L.C.- Cuando era joven sí me negué, ahora con los años y la experiencia ya sabes que siempre hay un punto medio, que se puede dar la vuelta y que se puede llegar a algo que guste a todos. Pero cuando empecé sí, que iba más de creador, sí que recuerdo alguna anécdota más pesada en ese sentido. El trabajo me ha hecho ser más transigente y decir "si es eso lo que quiere, vamos a intentar hacer realidad esta fantasía y hacer feliz a la clienta". 

T.C.-¿Las clientas se dejan asesorar o tiene claro lo que quieren?
L.C.- Es algo muy fluido, es un trabajo de equipo, todos tenemos que funcionar: escuchar y dar nuestra opinión. 


Después de conocerle, hablar con él y escucharle entiendo muchos de sus diseños y de su concepto de la moda. ¡No podía morirme sin conocer al creador de vestidos como estos!





He de admitir que le pregunté sobre la princesa Letizia a la que tantas veces ha vestido pero no pudo responder... ¡una pena pero lo entiendo!

Muchas gracias Lorenzo por tus creaciones, tu sencillez y tu elegancia.


Un millón de besos
Feliz domingo, yo seguiré en mi nube!

C

1 comentario:

  1. Genial!!! me imagino wow!! tenerlo alli para una entrevista.
    www.miramoda.net

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme