lunes, 27 de enero de 2014

Tartán+animal print

sábado, 4 de enero de 2014

Queridos Reyes Magos, para 2014 quiero...



Empieza el año y qué mejor que hacerlo… ¡pidiendo! y es que por pedir que no sea, ¿no? Así que yo paso de daros ideas para regalar, yo os cuento lo que le he pedido a sus majestades de Oriente para un 2014 muy trendy y, si de paso, os ayudo mejor que mejor que además, ya estemos de Rebajas y ¡hay que aprovechar!

Para empezar, algo (lo que sea) en el color de 2014, el orquídea radiante. No soy yo quien le otorga este título sino el mandamás Pantone así que no hay más que decir, es palabra de Pantone. La semana que viene os hablaré en profundidad de este color que todavía no sé si me gusta o me disgusta…


En cuanto a las formas, hay que pedirle a los Reyes un falso largo, es decir, un vestido o falda en el que gracias al encaje o las transparencia se alargue unos centímetros. 

Resulta una combinación sexy y, a la vez, algo más recatada porque aunque sea en forma de transparencia, en los vestidos lenceros es necesario bajar un poco el largo, de lo contrario llegaría a quedar vulgar y eso… ¡no lo podemos permitir!


Un estampado que no puede faltar en vuestra carta a los Reyes Magos, y que en la mía está de los primeros, es el animal print. Ya sea leopardo, cebra, serpiente; el estampado animal va a ser uno de los imprescindibles del 2014, tanto en su versión clásica como en otras más modernas como el vestido de leopardo en tonos rosas. 

El 2014 va de estampados y si no mirad: otro de los protas del año va a ser el tartán que aunque todos los otoños vuelve, parece que esta primavera-verano no se va a ir. Esta temporada se han visto muchos trajes completos o looks totales con tartán, a mí parece es excesivo, creo que con una sola prenda es suficiente; de ese modo la camisa, falda o pantalón que sea recibe toda la atención que merece. 


Y seguimos con prints, también he pedido algo de topos, llámalos lunares o para los más entendidos, polka dots. La pasada primavera regresaron con mucha fuerza y no todavía no se han ido. Como siempre, el que más triunfa es el clásico: lunares blanco sobre fondo negro, aunque también podréis ver otras combinaciones en tonos pasteles y fuertes contrastes. 


Y, por último, las deportivas. Nunca he sido muy fan de este calzado pero lo cierto es que últimamente no veo tan descabellado utilizarlo para el día a día, alejado de cualquier deporte. Sin embargo, es complicado dar con el mix adecuado porque aunque el éxito está en el contraste, no hay que pasarse en la formalidad del resto de las prendas. 


Hasta aquí mi carta a los Reyes Magos, todas las tendencias de 2014. Hay que aprovechar que las rebajas se han adelantado al 6 de enero, ¿no creéis?